CASA EN VENTA EN FLORENCIA

28 Fotografía
Toscana casa de campo en las colinas que rodean la hermosa ciudad de Florencia.Exclusiva propiedad a la venta con una superficie total de 500 metros cuadrados y está rodeada por 50 hectáreas de terreno. En las colinas que rodean la hermosa ciudad de Florencia se encuentra este complejo agrícola que consiste en una villa de tres plantas y edificios anexos dos con una superficie total de aproximadamente 500 metros cuadrados y está rodeada por 3 hectáreas de terreno que refleja el paisaje tradicional de la Toscana, que es rico en cipreses, olivos, castaños, encinas, vides con una gran vista panorámica que se puede admirar desde la casa.
La planta baja de la casa de campo, a 10 km de Florencia, aloja una cocina con una chimenea clásica antigua, dos salas de estar conectadas por un arco, una de las salas se enriquece con una gran chimenea, un dormitorio con baño y una habitación utilizada como lavadero. El interior de esta hermosa casa de campo en la Toscana tiene techos con vigas y está decorado con muebles y  principalmente de madera que crean un ambiente agradable y acogedor de calidez y sencillez típica de la tradición rústica toscana. Subiendo por las escaleras de piedra se llega hasta la primera planta de la propiedad exclusiva obtenida de la renovación de un antiguo convento, que consiste en una sala de billar con vigas y suelos de terracota, dos habitaciones decoradas siempre con mobiliario rústico y un baño. A partir de aquí, algunos escalones nos llevan a la planta superior donde hay un dormitorio y un baño. Una pared divide el interior de la casa con la del cuidador que cuenta con un comedor, una cocina, un dormitorio y un baño. Complete la casa de campo en el corazón de la Toscana, una dependencia utilizada como cuarto de herramientas, una zona con  limones y una piscina.
Detalles técnicos Región: Toscana
Ciudad: Florencia
Área: Florencia

Tipo: Casa en venta
Superficial interno: 500 m²
Superficie exterior: 3 hectáreas

Habitaciones: 5
Salones: 2
Comedor: 1
Cocina: 2
Baños: 4

En las salas de adición de auxiliares y salas técnicas

Limoneros
piscina

Toscana - Florencia: Florencia 15 km - 56 kilometros Arezzo - Siena 79 kilometros - Pisa 93 kilometros - 95 kilometros Lucca - Viareggio km 118 - km 49 tamarisco Thermal Park - Dante Alighieri Golf & Country Club 8 kilometros - 21 km Aeropuerto de Florencia – Salida autopista : Firenze Sud salida km 10.

Ref: 0294
Precio: Hasta 2,5M

Contactos

Para satisfacer mejor sus necesidades, por favor rellene el siguiente formulario especificando el idioma en el que desea nuestra respuesta. Lionard, le responderá tan pronto como sea posible.

Nombre *
Apellido *
Email*
Teléfono*
Sociedad
Idioma*
Páis *
Mensaje *
Privacy *
Acepto las condiciones D.Lgs. 196/03

Tel.: +39 055 0548100

Florencia

Toscana-Florencia es universalmente conocida como ciudad del Arte, con un inestimable patrimonio de obras que trasforman el tejido ciudadano en un palpitante museo a cielo abierto. El corazón de Florencia es la  Piazza della Signoria  donde se encuentran las torres del Palacio Viejo y la Galería de los Ufizzi. A dos pasos encontramos la Catedral, con la majestuosa cúpula de Brunelleschi acompañada por el Campanario de Giotto y por el Battistero de San Giovanni, con sus célebres puertas de bronce.El rio Arno, que atraviesa la ciudad de la Toscana, ocupa un puesto particular de la historia florentina tanto como la gente que vive en ella. Históricamente, la población de Florencia tiene una relación de amor y odio con el Arno, precursor sea de ventajas para el comercio sea para desastres  y aluviones.
Entre los puentes que atraviesan Florencia, el Ponte Vecchio es único en el mundo, con sus bodegas de joyeros en pequeñas casas construidas sobre él mismo puente. Atravesado por el noble Corridoio vasariano, es el único puente de la ciudad a haber pasado ileso la segunda guerra mundial. La orilla izquierda del Arno, es una zona donde todavía hoy se respira, entre sus seculares bodegas artesanales, la atmósfera de la Florencia de un tiempo, como descrita por Vasco Pratolini y Marcello Vannuci.